Gaming, una industria deportiva en crecimiento



La industria del gaming pasó de ser 100% entretenimiento a tener una categoría más competitiva, conocida como los e-Sports; un sector de crecimiento rápido y con evolución continua. Son furor y actualmente tienen fanáticos de todas las edades, también han dado un salto cuántico y ya cuenta con campeonatos mundiales, cuyos eventos han roto récords de rating en plataformas como YouTube, Facebook y Twitch. 




Discover, apoya e impulsa las aficiones de su comunidad; conectando a las audiencias interesadas en el gaming, compartiendo información relevante para quienes están interesados en aprender más sobre esta ola que tanto impacto está generando en la sociedad y a su vez promueve la participación en eventos de competencias de video juegos. 

Es así, como la marca, de la mano de Fawel Jarrín y Arianna Banana, reconocidos gamers Discover; continúa ampliando el conocimiento en entorno al mundo del gaming gracias a la experiencia en los e-Sports. Ellos, comparten relevante información sobre esta industria deportiva en crecimiento. 

Los videojuegos como deporte 

¿Los videojuegos pueden considerarse un deporte? 

La Real Academia Española (RAE) define la palabra deporte como una "actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas". Bajo este concepto, los videojuegos entran por definición como deporte; así como el fútbol, tenis, etc. A pesar de que no tengan la misma exigencia física, el ajedrez, el póker e incluso el deletrear palabras (Speeling Bee) también se consideran deportes. Fawel explica que, a nivel local, “los e-Sports no están legalmente reconocidos como deporte, existe un proceso a través de la formación de la AEDE (Asociación Ecuatoriana de Deportes Electrónicos), con un acuerdo ministerial pero que carece de fundamentos. 

Por lo que el esfuerzo para hacerlo oficialmente un deporte en el Ecuador aún no llega; debido a la vaga noción que se tiene en torno a este tema. No obstante, la comunidad gamer del Ecuador continúa trabajando para lograr esta meta. Fawel Jarrín, también expone cuáles son los principales aspectos que se toman en cuenta para considerar al gaming como un deporte y las semejanzas que tiene con los deportes tradicionales: 

Competitividad 

Así como en la Copa Mundial de la FIFA, la federación de los países que quieran participar tiene que estar afiliados a ella para entrar en las clasificatorias; en los videojuegos, cada equipo de cualquier país puede entrar en el proceso de clasificatorias, que luego compiten para tener los representantes de cada región. A diferencia de los deportes tradicionales, en donde hay un equipo nacional que compite contra los otros países, en los e-Sports el mejor equipo del país se convierte en su representante por mérito propio. 

Estructura y Organización 

Como comenta Fawel, la estructura y organización de los deportes electrónicos se asemeja en cierto modo a la de otros deportes convencionales y cuentan con los siguientes elementos que muchos pensarían son únicos de los deportes tradicionales: 




Países como Estados Unidos o Japón ya han reconocido a estos jugadores como atletas y deportistas. Por su parte, el Comité Olímpico Internacional comentó que, “La competición dentro de los e-Sports puede considerarse una ‘actividad deportiva’ si los jugadores se preparan y entrenan con una intensidad que puede compararse a la de los atletas de los deportes tradicionales”. 

Desde 2019, fecha en donde se emitió este comentario, la institución aceptó a los videojuegos como deportes olímpicos. Se cree que estar sentado por horas en una silla con una pantalla, mouse y teclado no cansa o no genera estrés; pero la verdad es que los gamers profesionales deben encargarse de mantener y mejorar sus tiempos de respuesta en el mundo virtual, al mismo tiempo que deben cuidarse de lesiones en la espalda, cuello, brazos y muñecas. A su vez, el jugador debe ser capaz de diseñar estrategias para lograr los objetivos propuestos. 

Los gamers se han convertido en deportistas de élite, aunque sus caras puedan resultar menos conocidas para la mayor parte de la población. Hoy en día, la comunidad de los e-Sports está llena de fanáticos y aficionados que buscan compartir con los profesionales; por lo que poseer una hinchada tan activa es una oportunidad que no puede desaprovecharse a nivel comercial, publicitario y personal. 

Sintonización de los e-Sports 

Así como muchos disfrutan de ver a LeBron James o Nadal, existe una gran demanda por el contenido generado por los e-Sports. 

Las finales de la NBA fueron vistas por 20 millones de personas, mientras la final del e-Sport Championship de League of Legends fue visto por 100 millones personas. La final de la Copa Mundial Fortnite 2019 se llevó a cabo en el estadio Arthur Ashe, sede del US Open; el evento atrajo a 2.3 millones de espectadores y el ganador ganó 3 millones de dólares en premios. 

Competiciones de e-Sports 

Los torneos de e-Sports no tienen nada que envidiar a las competiciones tradicionales. Hoy en día, cuentan con todos los elementos del deporte de élite: 



Fuente: Encom 

Por otro lado, Arianna Banana afirma que el gaming como deporte a nivel mundial y en países de Latinoamérica están encaminados y desarrollándose de forma exponencial. 

“En Ecuador aún es un tema que se está desarrollando, la industria está creciendo localmente y la gente está tomando esta nueva industria de manera positiva.” Adicionalmente, recalca que ya existen varios jugadores que representan al país en diversos torneos internacionales, regionales y nacionales de los principales videojuegos; así como una gran representación internacional con base en Ecuador como el equipo Skullcracker, etc. 

Sobre Fawel Jarrín 

Fawel Alfonso Jarrín Rabascall, tiene 26 años y es originario de la ciudad de Guayaquil. Desde sus 8 años, Jarrín está inmerso en el mundo de los video juegos, hoy es ingeniero civil y también es Director de Operaciones y Marketing de Skullcracker, equipo profesional ecuatoriano de e-sports que compite a escala nacional e internacional en diferentes campeonatos de videojuegos. Su pasión se divide en: videojuegos, fútbol y como conductor radial. Tiene expertiz en narración, donde empezó con el juego Rainbow Six Siege; uniendo sus pasiones: narración y videojuegos. que por su gran performance ha estado en eventos online a nivel Latam. 

A pesar de estar ligado a este mundo, él no compite como profesional, pero como directivo puede ver el nivel de los videojugadores. Comparte su tiempo entre las consolas, sus estudios y su trabajo como Conductor de un espacio radial. 

Resumen 

La industria del gaming pasó de ser 100% entretenimiento a tener una categoría competitiva, más conocida como los e-Sports. Cuenta con campeonatos mundiales, cuyos eventos han roto récords de rating en diversas plataformas. 

Desde 2019, el Comité Olímpico Internacional, aceptó a los videojuegos como deportes olímpicos. Los gamers se han convertido en deportistas de élite, oportunidad que no puede desaprovecharse a nivel comercial, publicitario y personal. 

Los e-Sports no tienen nada que envidiar a las competiciones tradicionales, hoy en día, cuentan con todos los elementos del deporte de élite. 

Puntos Clave 

• Los e-Sports son un sector de crecimiento rápido y evolución continua. 
• Los e-Sports no están legalmente reconocidos como deporte en Ecuador, aunque la AEDE (Asociación Ecuatoriana de Deportes Electrónicos), impulsa este proceso de reconocimiento. 
 • A diferencia de los deportes tradicionales, en los e-Sports el mejor equipo del país se convierte en su representante por mérito propio. 
• Países como Estados Unidos o Japón ya han reconocido a estos jugadores como atletas y deportistas.
Artículo Anterior Artículo Siguiente